miércoles, 13 de febrero de 2019

Mineiro clasifica a la tercera fase

A sus 38 años, el delantero Ricardo Oliveira marcó ayer martes un doblete ante Danubio, de Uruguay, en la victoria por 3-2 de un Atlético Mineiro que sufrió en la segunda mitad para clasificarse a la tercera fase de la Copa Libertadores de 2019.

El conjunto brasileño estuvo a punto de desperdiciar una ventaja de 3-0, en un exceso de relajación durante la segunda parte que casi paga con la eliminación en la competición.

Oliveira volvió a salvar a los suyos y destrozó la defensa de Danubio, que revivió la pesadilla del partido de ida, en el cual el nacido en Sao Paulo anotó otros dos tantos.

Escoltado por los extremos Luan y el colombiano Chará, el exjugador de Betis, Zaragoza y Milán marcó en el minuto 25 de penal, que él mismo fabricó, y repitió dos minutos después en una galopada que hubiera firmado el mismísimo Cristiano Ronaldo.

Antes, en el 14, Luan abrió el marcador de cabeza tras fallo del arquero.

Nada parecía peligrar el pase a la tercera fase, pero el equipo de Danubio, que en el partido de ida ya anuló por dos veces la ventaja de Mineiro, no bajó los brazos y recortó distancias en el 45, de penal transformado por Grossmüller, y en el 57 con un trallazo de Pablo Siles.

Un gol más les clasificaba, pero éste nunca llegó.

En la tercera ronda preliminar, la última antes de la fase de grupos, el equipo de Mineiro se medirá con Defensor Sporting.

martes, 12 de febrero de 2019

La emotiva despedida de Pelé a Banks: "Descansa en paz, amigo"

Edson Arantes do Nascimento "Pelé", la leyenda futbolística brasileña, rindió tributo al guardameta inglés Gordon Banks, fallecido hoy a los 81 años, y recordó los fuertes lazos que los dos construyeron a raíz de la parada que le hizo el arquero, considerada la mejor de la historia del fútbol.

Pelé dijo en sus redes sociales que, para muchos, el recuerdo del portero británico es definido por la defensa casi impensable de una cabezazo del 'Rey del fútbol' durante el Mundial de 1970.

No obstante, pese a la parada "fenomenal" de Banks, el recuerdo de Pelé es definido por la "amistad" que mantenía con el arquero y la manera "amable y afectuosa" de tratar a la gente de su entorno.

"Yo estoy contento que él haya parado mi gol, porque aquel acto fue el inicio de una amistad entre nosotros que siempre voy a valorar", afirmó Pelé en un homenaje en sus redes sociales.

"Siempre que volvíamos a encontrarnos, era como si jamás hubiéramos estado separados", añadió.

En la publicación, el 'Rey' rememoró los intensos segundos vividos en el icónico duelo entre Brasil e Inglaterra.

Pelé contó que, en la ocasión, cabeceó el balón "exactamente como esperaba y lo metió "exactamente donde quería": "Yo estaba listo para celebrar".

"Pero pasa que este hombre, Banks, apareció delante de mí, como un fantasma azul (...) Él vino de ningún lado e hizo algo que yo no creía que era posible. Empujó mi cabezazo hacia arriba y hacia fuera", recordó el exjugador.

Pelé afirmó además que hasta hoy "no lo puede creer" y que la defensa de Banks es "una de las mejores" que ha visto en su vida y en todos "los miles de partidos" que ha asistido desde entonces.

"Tengo una profunda tristeza en mi corazón hoy y envío mis condolencias a la familia, de la que (Banks) tenía tanto orgullo", expresó Pelé.

"Descansa en paz, mi amigo. Sí, eras un portero con magia. Pero también eras mucho más que eso. Tú eras un ser humano genial", concluyó

Brasil entierra y da el último adiós a las víctimas de incendio del Flamengo

Brasil terminó de despedirse ayer de los diez jóvenes víctimas del incendio que devoró el viernes un centro de entrenamiento del club de fútbol Flamengo en Río de Janeiro, con la sepultura de los últimos atletas que murieron en la tragedia.

Entre muestras de cariño y solidaridad, fueron enterrados en la víspera los últimos cinco atletas muertos por el siniestro, que tenían entre 14 y 16 años y jugaban en las divisiones inferiores del Flamengo.

En el Ninho do Urubu cientos de personas desfilaron para dejar flores, cartas o banderas en recuerdo de los jóvenes fallecidos, a quienes redordarán como los “ángeles” del equipo brasileño que sigue enlutado.

lunes, 11 de febrero de 2019

En Brasil identifican a dos víctimas del incendio en alojamiento del Flamengo

Los peritos del Instituto Médico Legal de Río de Janeiro lograron identificar ayer domingo los restos de las ultimas dos víctimas del incendio desatado en un alojamiento del Flamengo, que segó la vida de diez jóvenes futbolistas.

El propio club informó de que los restos de Jorge Eduardo dos Santos Pereira Dias y Samuel Thomas de Souza Rosa sólo pudieron ser diferenciados por los especialistas mediante exámenes forenses en los que fue comparado el tamaño de sus estructuras óseas.

La identificación de los fallecidos, que fueron trasladados al Instituto Médico Legal el mismo viernes, poco después de sofocado el incendio, se dificultó por el alto grado de carbonización de los restos, que ardieron a una altísima temperatura.

Todos los fallecidos tenían entre 14 y 16 años y jugaban en las divisiones inferiores del Flamengo, el club más popular de Brasil. El desastre dejó también tres heridos que siguen hospitalizados.

sábado, 9 de febrero de 2019

Flamengo homenajea a sus 10 juveniles

Cientos de hinchas del Flamengo se concentraron ayer en Río de Janeiro para rendir tributo a los 10 adolescentes que murieron en el incendio que el viernes devastó un centro de entrenamiento del popular equipo carioca, constató la AFP.

Vistiendo la camiseta roja y negra del Flamengo, los hinchas se concentraron en la sede administrativa del equipo en Gávea, zona sur de Río, para expresar su solidaridad con las víctimas y sus familias tras la tragedia ocurrida el viernes en la madrugada en el centro de entrenamiento Ninho do Urubú.

Los hinchas fueron nombrando en alto uno a uno a los fallecidos, todos jóvenes esperanzas del popular equipo de entre 14 y 17 años, confirmó el Flamengo. Sus fotos aparecieron ayer en la prensa brasileña, sonriendo, luciendo con orgullo la camiseta del club o sus trofeos. Tres jóvenes futbolistas que lograron escapar de las llamas fueron internados. El más grave tiene quemaduras en el 30% de su cuerpo. De los diez adolescentes que murieron, sólo tres eran del estado de Río de Janeiro; otros cuatro habían venido de los estados de Minas Gerais y Sao Paulo, dos eran de Santa Catarina (sur) y uno de Sergipe (noreste).

Incendio deja nuevamente de luto el fútbol

Diez jóvenes promesas del Flamengo, el equipo más popular de Brasil, murieron ayer y otros tres resultaron heridos en un incendio en el centro de entrenamiento del club de Río de Janeiro, una tragedia que ha conmocionado el mundo del fútbol.

Las llamas se desataron sobre las 05.00 hora local y calcinaron por completo un alojamiento donde dormían cerca de treinta jugadores de base del Flamengo, todos ellos menores de 18 años de edad. Diez de ellos murieron.

De los tres heridos, dos se encuentran “estables” y otro está en “estado gravísimo” con quemaduras de tercer grado en cerca del 35 % de su cuerpo.

“Estamos todos consternados. Ciertamente es la mayor tragedia por la que el club ya pasó en 123 años”, afirmó a los periodistas el presidente del conjunto carioca, Rodolfo Landim.

Los peritos trabajan con la hipótesis de un cortocircuito en un aparato de aire acondicionado como la principal hipótesis para explicar este desastre ocurrido en la ciudad deportiva “Ninho do Urubu”, situada en la zona oeste de Río.

“El incendio ocurrió en mi cuarto, solo tengo que agradecer a Dios por conseguir despertarme y escapar de la muerte. Dios reconforte a mis hermanos”, escribió en redes sociales el joven jugador Felipe Cardoso.

Otro superviviente, Samuel Barbosa, señaló que la mayoría de los chicos no pudo escapar porque el incendio era de grandes proporciones y se propagó “muy rápido” por los cuartos.

La Alcaldía de Río anunció además la apertura de una investigación, pues el local calcinado carecía de licencia para albergar dormitorios y en él solo estaba previsto la construcción de un aparcamiento.

Por otro lado, el Cuerpo de Bomberos informó que la unidad tampoco contaba con el atestado de seguridad contra incendios.

Entre los fallecidos ya identificados figura el portero Christian Esmerio, de 15 años y quien era considerado uno de los jóvenes más promisorios de la cantera del equipo carioca.

Los menores fallecidos eran en su mayoría oriundos de otros estados de Brasil y residían en el centro de entrenamiento del Flamengo, club que se destaca por ser una potencia mundial en formar jóvenes talentos del fútbol.

El más reciente, Vinicius Junior, actualmente en el Real Madrid y quien lamentó desde la capital española esta “noticia triste”: ¡Recemos por todos! Fuerza, fuerza y fuerza”, agregó.

Esta nueva tragedia deportiva llega dos años y dos meses después del accidente aéreo ocurrido en Colombia que acabó con la vida de casi toda la plantilla del Chapecoense, también de Brasil.

viernes, 8 de febrero de 2019

Zico, el mayor ídolo de Flamengo pide que "se investigue todo" tras incendio

El exjugador brasileño Arthur Antunes Coimbra ‘Zico’, el mayor ídolo del Flamengo, lamentó este viernes el incendio que ha dejado al menos 10 muertos en la sede de su antiguo club en Río de Janeiro y pidió que se investigue la tragedia.

"Que se investigue todo porque una tragedia de esas no puede pasar en blanco. Vidas se han ido. Que la nación rubro-negra tenga fuerza y fe para superar ese momento", dijo Zico en sus redes sociales.


El exfutbolista reconoció que fue un "shock" recibir la noticia "desde la otra parte del mundo".



"Que Dios conforte a los familiares que perdieron a sus hijos, nietos, hermanos, sobrinos, en fin parientes. Niños que soñaban con un futuro en sus vidas y muchos sin duda en ayudar a sus familias", agregó.

Al menos diez personas murieron y tres resultaron heridas en un incendio desatado este viernes en el centro de entrenamiento del Flamengo, el equipo más popular de Brasil.

TE PUEDE INTERESAR: Diez muertos tras incendio en instalaciones del Flamengo

Las llamas destruyeron el alojamiento donde dormían jugadores de base del Flamengo, de entre 14 y 17 años de edad, según afirmó el Cuerpo de Bomberos, que señaló que todos los fallecidos podrían ser adolescentes.